Agendá tu cita
compra de casa

¿Cómo adaptar a tus hijos a la nueva casa?

Las mudanzas suelen ser bastante estresantes para toda la familia, en especial para los niños.

Por lo general, pensamos que la mudanza es más difícil para un niño más grande, como los estudiantes de colegio, por ejemplo, que están formando su identidad y haciendo amistades, sin embargo, para los pequeños este también es un gran cambio, por ende existen varios aspectos que harán este proceso mejor.

 

Resaltá los aspectos positivos

Para ayudar a tu hijo/a a que se adapte luego de la mudanza tratá de destacar los aspectos positivos que le esperan, esta es la oportunidad, para que viva y conozca de una nueva ciudad, es posible que esté expuesto a otras tradiciones culturales y maneras diferentes e interesantes de ver la vida. Además de la oportunidad para conocer nuevas personas y hacer nuevos amigos.

Explicale cómo se beneficiará la familia con la mudanza. 

ODT10072_Blogs-Novimebre_Novogar_Blog-03(2)

Dejá a tu hijo que exprese sus sentimientos

Dale a tu hijo la noticia de forma adecuada para que se acostumbre a la idea de la mudanza.

Hacele sentir tu empatía y que comprendés que es posible que se sienta nervioso sobre lo que le espera, ya sean nuevas personas, la nueva escuela o el recorrido, al mismo tiempo hacele saber que intentará hacer que la mudanza sea lo más fácil posible para toda la familia. 

Probablemente descubrirá que la nueva ciudad realmente no es tan diferente de donde vive ahora. Llevala/o a la nueva escuela, incluso visitala durante unos minutos para que pueda hacerse a la idea de lo que le espera. Muchos de sus miedos a lo desconocido se disiparán con este viaje.

Buscá cosas nuevas que su hijo podría disfrutar. Por ejemplo, si la familia se va a mudar a una casa más grande, quizá tu hijo tendrá un cuarto propio por primera vez.

ODT10072_Blogs-Novimebre_Novogar_Blog-03(3)

Hacé de la mudanza un evento familiar

Si planeás la mudanza en familia y se apoyan entre sí para adaptarse a la nueva comunidad, puede lograr más unión con tu familia. Dejá que tu hijo sepa que vos estarás disponible para ayudar a superar cualquier problema e inquietud que pueda surgir.