Agendá tu cita
casa

Descubrí los beneficios de estudiar al aire libre

¡Llegó la entrada a clases! Aprovechar los espacios al aire libre es bueno para recrear la vista, disfrutar del aire fresco y estudiar una amplia variedad de materias. Los estudiantes encontrarán en este nuevo espacio la frescura y renovación que necesitan.

Generalmente las rutinas de estudio de cada estudiante incluyen una forma de encarar las temáticas, un método para resumir y organizar los materiales, y un espacio físico determinado. Sin embargo, variar este último factor e intentar estudiar fuera puede traer grandes beneficios para la concentración e innovación.


ODT10766_BlogsDiciembr_Blog2_Novogar_Dic_Blog-01(1) copia 2

¿Se te ha ocurrido la idea de optar por estudiar en el patio? Quizás la idea de estudiar al aire libre podrá ser realmente positiva para tus hijos(as). Tomá en cuenta lo siguiente:

Lo primero que debés saber es que no todas las épocas son ideales para esta práctica. La idea es cambiar de espacio para distraer la mente, no para concentrarte en sujetar las hojas que el viento quiere volar, o para que te pasés la mayor parte del tiempo buscando una forma de calentarte las manos en pleno frío. Lo ideal será que llevés a la práctica este hábito en días donde el clima no afecte tu estudio.

Además, el hecho de salir a estudiar fuera no tiene que limitarte en cuanto a artículos académicos y materiales. Siempre podés encontrar una forma para llevar lo indispensable y tener siempre a tu disposición lo que necesitás.


ODT10766_BlogsDiciembr_Blog2_Novogar_Dic_Blog-01(1) copia

¿Qué beneficios tiene esta práctica?

  • Aprovechar los beneficios del aire fresco y la luz solar.
  • Disfrutar de un ambiente diferente, que ayudará a eliminar el estrés.
  • Incentivar la creatividad, expandir la mente y favorecer la innovación.
ODT10766_BlogsDiciembr_Blog2_Novogar_Dic_Blog-01(1) copia 3

Es cierto que no todos los ambientes son ideales para todos los tipos de estudiantes, pero una vez que logrés encontrar el espacio en el que te sientás cómodo y relajado, verás cómo estudiar al aire libre tiene más beneficios de los que esperabas.

Para estudiar no necesariamente necesitás estar encerrado en cuatro paredes, liberarte de tus espacios tradicionales es también una forma de liberar tu mente y permitirte desarrollar la creatividad al tiempo que aprovechas los beneficios del aire y el contacto con la luz del sol.