Agendá tu cita
consejos financieros

Trucos para ahorrar el máximo dinero posible de aquí a final de año

Ya casi toca volver a sacar cuentas para ver cómo ha evolucionado tu presupuesto. Así sabrás de qué manera podés afrontar el último trimestre del año. Un periodo en el que también podés acumular más gastos de los habituales. Más allá de volver a la rutina y al hábito de ver lo que ingresás, es necesario que hagás una serie de ejercicios que te puedan ayudar a ahorrar en el largo plazo. Hay que organizarse para llegar a las próximas metas sin pasar apuros extremos. 

1. No te olvidés de reorganizar tu presupuesto

Para comenzar algo bastante básico, pero que no debés dejar pasar desapercibido: reordenar tu presupuesto. Es conveniente sentarse a hacer cuentas para ver de qué podés disponer en el último trimestre del año y así te adaptarás de la mejor forma posible. 

Blog02

2. Intentá comer en casa

Evitá los gastos innecesarios. Es recomendable que cocinés en casa y que no comás fuera todos los días. Sentate a organizar los menús de toda la semana, para evitar pedir comida a domicilio o comer fuera de casa. De este modo, conseguirás ahorrar más de lo que pensás en un principio.

Blog03

3. Hacé compras grandes al mes 

El tercer paso a seguir es llenar la alacena con una compra o dos grandes cada mes. Esto evita que tengás que ir al supermercado cada dos o tres días por cosas “pequeñas” o a comprar más cosas de las planeadas. Por lo tanto, con una lista de la compra bien elaborada ahorrarás más y así comprarás todo lo necesario.

4. Cuidado con el consumo de ropa

Este es un capítulo que merece especial atención. Muchas veces la gente compra más ropa de la que necesita al estar sumamente influenciados por la sociedad. Pensá muy bien cada prenda que necesités antes de ir a la tienda. Valoralo muy bien y dedicá un presupuesto.

Blog04

5. Objetivos mensuales

Es esencial que te pongás una meta de ahorro cada mes. A pesar de que tengás en mente que vas a ahorrar, si no establecés una cifra concreta (que pueda ser asumible en relación a tu presupuesto) finalmente no lo harás. De este modo, con un objetivo, habrá una motivación extra y será más sencillo alcanzarlo.