Agendá tu cita
tips

¿Un nuevo integrante en la familia?

Cuando tenemos una mascota nueva en casa hay muchos cuidados que debemos tener para mantener la calma y no convertir nuestra casa en un campo de guerra. Muchas familias no pueden esperar a la llegada de un cachorro a casa. No obstante, tener un perro nuevo puede dar muchas sorpresas y no siempre placenteras. Desde mordisqueos de cojines hasta alfombras sucias, la adaptación de un perro a un nuevo hogar requiere de mucha paciencia y planeación.

 

  1.  Jaula o casita para perro: 
    La adaptación de un perro a un nuevo hogar incluye que este tenga un espacio para dormir y relajarse. Si tu cachorro va a quedarse solo por algunas horas al día, tal vez debás aprender a entrenarlo para que se quede en su jaula. Si no solés dejarlo en la jaula la mayor parte del día, el cachorro podría empezar a disfrutar de pasar más tiempo en su cálida y segura casita. A la llegada del cachorro a casa, podés esperar que este quiera patalear o aullar para ganarse un lugar en tu cama. Entrenarlo para que permanezca en su propio espacio es una buena forma de disuadirlo de esta situación
  2. Comida y agua: 

    Después de la llegada del cachorro a casa, dale la comida a la que está acostumbrado. Cualquier cosa nueva podría enfermarlo del estómago y generar accidentes en la casa. Encontrá una superficie alta apropiada para poner la comida de tu cachorro y un traste con agua. Colocá algunas toallas de cocina extra absorbentes debajo de estos objetos, para atrapar cualquier derrame cuando el perrito se emocione con su comida.

  3. Juguetes:

    Cuando están despiertos, los cachorros son bolas hiperactivas de energía y, por lo tanto, se requiere montones de energía para mantenerlos ocupados. Para mantener las pertenencias a salvo de ser mordidas hasta desaparecer, conseguí muchos juguetes antes de la llegada del cachorro a casa. Los huesos de hule masticables son ideales porque mantienen a tu perrito ocupado y ayudan a sus dientes

  4. Corralitos y barreras:

    Dejá que tu cachorro descubra cuáles lugares de la casa puede explorar y cuáles están fuera de sus límites. Las barreras son la mejor manera de fomentar este conocimiento. Si tenés hijos pequeños, es probable que no quieran dejar al cachorro solo. Cuando llega un cachorro nuevo a casa, los corralitos son útiles para evitar que los bebés curiosos toquen al perrito cuando él quiera dormir y descansar.  

  5. Entrenamiento para ir al baño: 

    Durante la adaptación de un perro a un nuevo hogar debés esperar muchos pequeños accidentes en tus alfombras. Cuanto más pronto entrenés a tu cachorro para ir al baño afuera, más rápido estarán a salvo tus alfombras.

Involucrá a toda la familia en el proceso de limpieza, ya que la adaptación de un perro nuevo en casa es el producto del esfuerzo familiar. Un perrito es una gran forma de enseñarles a los miembros más jóvenes del hogar a tomar responsabilidades. Asegurate de que todos en la casa tomen turnos para alimentarlo, sacarlo a pasear y limpiarlo, así el perro se acostumbrará a todos los miembros de la familia.